Encías sanas

Encías sanas

Encías sanas

 

Tener unas encías sanas es fundamental para que conservemos los dientes a lo largo de nuestra vida.

 

La encía, el ligamento periodontal y el hueso alveolar son los encargados de mantener anclados los dientes a los huesos mandibulares. La lesión de este conjunto que llamamos periodonto puede provocar dolor, inflamación, sangrado e incluso la pérdida de los dientes. La enfermedad que afecta a estos tejidos se llama enfermedad periodontal, también conocida como “piorrea”.

 

La mejor manera de prevenir la enfermedad periodontal es una correcta higiene bucal, evitar hábitos nocivos como el consumo de tabaco y el control periódico por parte del odontólogo para llevar a cabo limpiezas bucales cuando sea necesario.

 

En muchas ocasiones debido al descuido por parte del paciente de la higiene bucal o por la presencia de una flora bacteriana muy agresiva o una carga genética desfavorable (se trata de una enfermedad multifactorial) empiezan a aparecer los primeros signos de la periodontitis: inflamación de las encías y sangrado de las mismas. Ésta sería la primera fase que llamamos gingivitis, en la que los daños provocados son reversibles con el tratamiento adecuado. Pero si no se trata seguirá avanzando y afectará al ligamento y hueso que sostienen al diente apareciendo movilidad dental, molestias a la masticación, flemones e incluso la pérdida de dientes.

 

El tratamiento de la enfermedad periodontal consiste en el saneamiento profundo de todos los tejidos que rodean y sostienen al diente: hay que eliminar todo el sarro que se acumula entre diente y encía, ya que éste es el desencadenante de la irritación que produce la lesión periodontal. El procedimiento lo llamamos Raspado y Alisado Radicular o Curetaje, y como lo llevamos a cabo bajo anestesia local no resulta doloroso en ningún caso.

Al ser una enfermedad crónica, el paciente periodontal requerirá un seguimiento por parte del odontólogo y un mantenimiento de esas condiciones de óptima higiene que hemos alcanzado con nuestro tratamiento. Si llevamos a cabo un correcto mantenimiento podremos evitar la pérdida prematura de dientes en pacientes con periodontitis iniciales y moderadas.

 

La prevención será siempre el mejor tratamiento, así que la mejor recomendación que podemos hacerte es cuida tus dientes

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *